• Portaherramientas de alto desempeño. Para las aplicaciones donde la precisión, acabado y repetibilidad son primordiales. Además de mejorar la vida de la herramienta.
  • Portaherramientas para tornos. Con zanco recto, conexión CAPTO, VDI, etc.
  • Incrementadores de velocidad. Para aprovechar al máximo las herramientas diseñadas para maquinar a altas velocidades. Aumenta la velocidad del husillo desde 20,000 a 80,000 RPM.
  • Cabezales angulares. Existen de varios tipos: fijos a 90°, flexibles (0 a 90°), compactos y cabezales angulares especiales; todos ellos diseñados para maximizar la productividad de los centros de maquinado.
  • Inductores de refrigerante. Permiten la refrigeración interna en herramientas que se utilizan en centros de maquinado que no tienen refrigeración a través del husillo. Ayudan a mejorar la vida de la herramienta y los tiempos de maquinado al permitir mayores avances y velocidades de corte.